Budweiser presenta estos días #DiveBarTour, la última puesta en escena de Lady Gaga. Un acontecimiento que celebra la puesta de largo de su quinto álbum de estudio, titulado “Joanne” . Tres exclusivos conciertos en tres pequeños locales donde la artista se reencuentra con sus orígenes. ¿Es la gira más íntima de Lady Gaga o una innovadora operación de marketing?

Desde el pasado 21 de octubre ya está a la venta “Joanne”, el nuevo trabajo musical de Lady Gaga. Dice la cantante que espera que esta vez, las letras de sus temas se sobrepongan al culto habitual a su parafernalia. Detrás del anhelo, el tributo emotivo a su tía Joanne. Ella no llegó a conocerla, víctima de lupus con tan solo 19 años. Pero la muerte dejó una huella perpetua en toda la familia.

5, 21 y 27 de octubre. Lady Gaga en conciertos exclusivos... y en directo vía redes sociales de Budweiser.

5, 21 y 27 de octubre. Lady Gaga en 3 conciertos íntimos exclusivos… y en directo para millones de fans vía redes sociales.

 

19 años tenía también Lady Gaga cuando asaltaba los bares con sus primeros repertorios. Bares que hoy, de la mano de Budweiser, le han permitido escenificar su homenaje a aquella malograda Joanne. Bares con aforos exiguos, pero en esta ocasión, listos para abrir sus puertas a audiencias millonarias. Porque entre otras cosas, #DiveBarTour es un claro ejemplo de cómo una marca puede convertirse en un auténtico “broadcaster”. Tan auténtico que pueda mirar sin complejos a cualquiera de sus lados.

Asistimos cada día a nuevos capítulos en los modelos de creación de contenidos, de consumo y por supuesto, de negocio. Un escenario donde el vídeo se reivindica como el formato estrella, respondiendo con efectividad a tres claves que revolucionan todos esos modelos: contenidos “on demand”, multicanalidad y personalización. En otras palabras, ofrecer al espectador lo que quiere ver, para que pueda hacerlo cuándo y donde quiera, y si lo desea, interactúe con la experiencia.

“Bud Light siempre busca formas únicas de conectar con sus fans. Facilitarles el acceso a una artista como Lady Gaga, y permitirles verla actuar en un pequeño escenario, es una experiencia única en la vida”. Alex Lambrecht, Vicepresidente Bud Light.

En #DiveBarTour, Lady Gaga ofrece una experiencia única a los afortunados espectadores de sus “conciertos de proximidad”. Pero también se asoma a una audiencia millonaria a través de las redes sociales de Budweiser. A los tres conciertos que serán retransmitidos en streaming vía Facebook Live, se suman decenas de contenidos extras con difusión en todos sus canales sociales. Historias que acumulan progresivamente visionados, más allá del impacto del directo al que sucumben los incondicionales. No importa la velocidad de consumo, importa la capacidad de generar expectación en torno a los mismos intereses. Se trata al fin, de propiciar el sentimiento de pertenencia al “Territorio Bud Light”.

La nueva aventura musical de Lady Gaga supone un paso más en la estrategia que sigue la marca en torno al mundo de la música. Un paso ambicioso sin duda, por la envergadura de la estrella y el modelo elegido para la distribución del contenido. Pero una decisión coherente con el objetivo de construir una marca capaz de ofrecer una experiencia musical única. Hasta la fecha, solo en Facebook, más de 7,5 millones de seguidores pueden dar constancia de este empeño. Una comunidad así, bien merece su “entrada” para asistir al estreno de “Joanne”.