Cada vez son más las marcas que exploran la música en busca de su territorio. La cultura digital ha contribuido al crecimiento de esta estrategia. Marcas y música se alían generando propuestas de valor para el usuario, impulsando contenidos exclusivos y experiencias innovadoras. En el camino, las marcas encuentran un modo eficaz y atractivo de construir su posicionamiento y los usuarios, una alternativa de entretenimiento para disfrutar y compartir.

La masiva penetración de las plataformas de vídeo, la imparable dinamización en redes sociales y el éxito de Spotify, Deezer y otros canales musicales digitales, apuntan horizontes con muchas conquistas pendientes. Se vislumbran tantas fórmulas como espacio abierto a la creatividad. Hace pocos días conocíamos el lanzamiento de un nuevo sello musical, POP records, fruto de la asociación Havas-Universal Music. Un proyecto encaminado a diseñar sinergias entre marcas y artistas que seduzcan a todos los fans. Compañías como Muwom llevan tiempo apostando por esta tendencia, cultivando la relación entre marcas y consumidores a través de la música. Sea como fuere, este tipo de iniciativas demuestran que las marcas afinan su voz convencidas de rechazar la idea de subir solas al escenario. Es tiempo de que artistas, marcas y consumidores, compartan “la voz cantante”.

Estos días, se habla del lanzamiento global de la nueva campaña de Pull&Bear #bemorebarrio. Los superventas australianos Sheppard lideran esta acción que a buen seguro dará que hablar en muchos barrios, los barrios de siempre y los “barrios digitales”. Lugares comunes donde la música será una vez más tema de conversación y la moda esta vez, su invitada de excepción. El sabor local lo añaden seis bandas reconocidas por su afición a las versiones, que harán lo propio con el tema original de Sheppard. 1 canción, 6 versiones, 7 barrios y un sólo mundo. Una abierta declaración de intenciones, con una clara llamada a la interacción social, donde tu barrio puede ser el siguiente. Aquí en casa, desde Malasaña, Suena Dvicio