Youtube Red se suma hoy con fuerza a la batalla de las plataformas de vídeo bajo demanda, con el estreno de sus primeros contenidos originales para suscriptores de pago. Un actor más (y no uno cualquiera) en este mercado emergente que parece quedarse sin sitio en la barra. Pero, ¿hay razones suficientes para pagar por lo que antes era gratis?

La protagonista de “A trip to Unicorn Island” es Lilly Singh, más conocida en la red como IISuperwomanII. Con sus cerca de 8 millones de suscriptores a cuestas, esta youtuber puede presumir de protagonizar una de los primeras “original movies” lanzadas por Youtube Red, el servicio de pago lanzado en Estados Unidos el pasado mes de octubre para disfrutar de todos los vídeos de la plataforma sin publicidad. Sigue sin haber noticias claras sobre cuándo y cómo se exportará el modelo a otros territorios, pero mientras, hoy se estrenan los primeros contenidos originales producidos en exclusiva para Youtube Red. Junto al documental de IISuperwomanII, destaca también la serie-reality que estrena PewDiePie, el rey de los youtubers al que ya hicimos un hueco en Lo Especial unas semanas atrás. Parte del equipo de “The Walking Dead” está detrás de “Scare PewDiePie”, su nueva aventura en la red, esta vez, sólo para suscriptores. Es curioso pensar que detrás de una maniobra estratégica tan relevante, uno de los atractivos del negocio sea pagar por lo que antes resultaba gratis: creaciones de sus youtubers favoritos.

Pero dejando a un lado el supuesto gancho que pueden significar las grandes producciones de estos nuevos “youtubers de pago”, ¿qué otras ventajas obtiene el suscriptor de Youtube Red frente al servicio tradicional de la plataforma? Repasemos las principales. Una sobre todas las demás, ya la hemos mencionado: el visionado sin publicidad. Matizaría aquí, sin publicidad que interrumpa, y que por tanto altere la opción de entretenimiento elegida por el consumidor. Ya me cuesta creer que marcas y agencias no tengan en su ruta de trabajo estudiar fórmulas de acercamiento a este nuevo espacio, o continuar las líneas de colaboración abiertas ya con muchos youtubers que se sienten cómodos integrando en su discurso marcas afines. Youtube Red tira también del 2×1 en su oferta, incluyendo en la misma Google Play Music, su propuesta para competir con Spotify, así como la posibilidad de descargar contenidos y disfrutarlos sin necesidad de conexión. En definitiva, esta nueva opción “premium” apunta hacia los mismos beneficios que defienden ya otras plataformas: contenidos exclusivos de calidad, servicio y ausencia de “publicidad”.

Youtube Red estrena contenidos originales

¿El estilo personal de los “youtubers” corre riesgo de adulterarse en sus producciones especiales para Youtube Red?

Ahora falta saber si todas las ventajas de Youtube Red cuadran con las cuentas de los usuarios. Todos los análisis de tendencias señalan al vídeo on line como el futuro triunfador del 2016. Las plataformas que ofrecen contenidos a la carta son cada vez más y mejores. La progresiva integración del vídeo en Facebook proyecta también una sombra cada vez más alargada sobre el gran dominador de este mercado… A nadie sorprende que Youtube mueva ficha. Pero detrás de ese movimiento estratégico hay algunas paradojas que sólo el tiempo nos dirá cómo se resuelven. Youtube ha hecho de su gratuidad una bandera de su modelo, defendida con el mismo ahínco por creadores y usuarios. Unos y otros han “pagado su libertad” aprendiendo a convivir con la publicidad, aunque la audiencia siempre haya tendido a considerar que no hizo el mejor trato. Pero habrá que ver si el sacrificio en el bolsillo pasa mejor que el trago del pre-rol. La mayor paradoja en cualquier caso, es ver cómo Youtubers que han levantado su imperio leales a la “causa”, optan ahora por protagonizar otro tipo de producciones con un coste adicional para sus seguidores. No sé si les compensará el status de estrellas que Youtube les ha guardado para la ocasión. Pero será interesante seguir la respuesta del público a esta especie de traición a una idea, un “feo” a ese innovador modelo de comunicación cuyo impacto cultural significó una auténtica revolución mundial. Tan interesante como observar la reacción (y activación) de marcas, agencias y productoras ante esta nueva ventana de contenidos.

 

 

  • Crédito imagen: adaptación de fotografía publicada en Unsplash