¿Te imaginas comprar un coche con los “views” que consiga tu vídeo en youtube? El contenido generado por los usuarios tiene gran aceptación en las estrategias editoriales de muchas marcas. Gracias a Opel, ahora también puede ser moneda de cambio.

Estos días se publicaba en muchos medios el innovador case study protagonizado por Opel en Holanda. Tres de sus coches, Karl Rocks, Corsa y Astra, se ponían a la venta en una inédita versión on line. En el punto de mira, los millenials. ¿Y el precio? views de Youtube. Para aspirar a comprar cualquiera de ellos, los usuarios debían subir un vídeo realizando un test drive. A partir de ahí el ingenio, tanto en la creación del vídeo como en la promoción del mismo, se encargaría de dictar el poder adquisitivo real de los candidatos.

Desde las 590k. visitas necesarias para conseguir un Karl Rocks a las 923k. del Astra. Podríamos decir que al cambio, los responsables de Opel decidieron cotizar cada visita en Youtube por un precio de 40€. El resultado, una tarifa muy asequible, al menos para Yuri Schuurkes, el primer comprador de la promoción. Y es que barata debió parecerle la compra de su Opel Astra a tenor de los millones de visitas que le han sobrado con su disparatado vídeo en modo “Spiderman”.

Incentivos, esfuerzos y emociones.

Este giro sorprendente que Opel aplica sobre la monetización del negocio de Youtube, es una brillante maniobra para atraer contenido generado por los propios usuarios. Ya hemos hablado en loespecial.com sobre este tipo de estrategias, que cuentan además con el beneplácito de las nuevas generaciones.

Cuando consigues involucrar a tu público en la “historia cotidiana” de tu marca, estás haciéndole partícipe de tu propia esencia. Esta conversación resulta distante sin una “escucha” activa de tu audiencia. Un análisis que resulta imprescindible para entender, precisamente, qué puede motivarles a ser uno de tus seguidores.

En el caso de Opel, son muy reconocibles algunas de las claves que sustentan las mejores acciones basadas en contenidos generados por usuarios:

  1. Utilizar un incentivo vinculado con los intereses de tu audiencia. En este caso, resulta tan consustancial a la marca, que el atractivo de la mecánica se alinea con las inquietudes del público. Youtube, creatividad, interacción social…
  2. Una llamada al esfuerzo. Si lo haces con criterio estarás activando el mejor filtro de contenido para tu estrategia. Menos es más en muchas ocasiones. Si quieres un Opel, te lo tienes que currar con mucha creatividad.
  3. Hablar de emociones. Inspira a tus seguidores con la misma materia prima que ellos esperan encontrar en tu canal: buenas historias, experiencias únicas y novedades interesantes. ¿Comprar un coche gracias a un vídeo hecho por mí? Como para no pensárselo…

¿Conseguir un Opel Astra por poco menos de 1 millón de visitas? (imagen del site
http://michaeljansencreative.com/Opel-Pay-with-Views)